Nº 0

El Chasqui
Córdoba, 16 de enero de 2007
__________________________


Carta del P. Andrés García Torres a Amnistía Internacional
15 de enero de 2007
Amnistía Internacional
Calle Fernando VI, 8
28004-Madrid


Estimados señores:

Paz y bien, el presidente del gobierno Español Sr. Zapatero, ha hablado en los últimos meses mucho sobre la llamada “Memoria Histórica”. Incluso Amnistía Internacional pidió al Parlamento Español, que se examinaran los hechos sucedidos tras la guerra civil Española; si mi memoria no me falla.


Queriendo ser objetivos, creo que hay que analizar dentro de la Memoria Histórica los hechos que se dieron no sólo después de la guerra, sino antes ¿Por qué se produjo la guerra civil Española? Y los atropellos a los que fueron expuestos miles de ciudadanos honrados, pacíficos, y personas que hacían el bien.


En los próximos meses les iré enviando algunos de estos testimonios.


Testimonios de obispos; sacerdotes (siete mil); religiosos (as) muchos dedicando sus vidas para ayudar a los más pobres , marginados y necesitados de la sociedad; miles de seglares… que fueron asesinados por grupos marxistas, socialistas y anarquistas, por el simple hecho de ser personas consagradas a Dios y católicos.


Asesinatos que muchas veces se produjeron en personas muy jóvenes, muy ancianas. Personas que vilmente fueron vejadas, torturadas, vilipendiadas, incluso delante de familiares o niños. Se dieron casos de personas consagradas a Dios de otra nacionalidad que se encontraban en España, y ni se respeto su condición de extranjeros.


Hoy como muestras les adjunto esos dos testimonios:

Beata María Sagrario de San Luis Gonzaga. Monja Carmelita profesa del monasterio de Santa Ana en Madrid. Entre las páginas 32 y 47 del folleto, tienen el relato de los suplicios que esta madre y su comunidad pasaron, por el simple hecho de ser monjas.

Don Juan Aranda Sanz. Hermano Salesiano, que no llegó G.A.D. a ser asesinado, pero junto con su hermano y comunidad, padecieron la persecución, injurias, cárcel, etc. En ese folleto se cuenta la impresionante labor que este hermano realizaría durante muchos años en Timor Oriental. Si hubiera sido asesinado, además de privar una vida de su existencial ¡Cuánto bien se hubiera impedido¡


Pido que Amnistía Internacional, pida que todos los atropellos que en la Guerra Civil Española se dieron contra personas de la Iglesia, sean denunciados dentro de esta Memoria Histórica. Que incluso se pida a los responsables de las matanzas y muertes, o a sus “hijos ideológicos” que públicamente pidan perdón.


Es indignante que a un personaje siniestro como Santiago Carrillo, que está más que demostrado, fue el causante director de miles de asesinatos en el pueblo de Paracuellos del Jarama, hoy se le vayan dando homenajes por parte de Instituciones públicas.

Con este escrito lo único que pretendo es hacer justicia a estos Testigos de la Fe. De los que estos dos, son un mínimo exponente.


Quedando a su disposición, y presentando este escrito a los medios de comunicación social de España, me despido muy atentamente.


Pbro. Andrés García Torres

No hay comentarios: